jueves, septiembre 05, 2013

EPN, 1er año y economía

Localeando, 5 de septiembre de 2013
Jaime Villasana Dávila

En este su primer “año” de gobierno (que en realidad son nueve meses) a EPN le ha llovido por donde menos se lo imaginaron él y su equipo más cercano cuando iniciaron su gobierno; la economía.

En lugar de ser la economía el flanco débil, se pensaba lo sería lo político. Razones para pensar en ello eran muchas. Primero estaba la limitada transformación hacia el “nuevo PRI”, reflejado principalmente por el pésimo trabajo de gobernadores como Moreira, Fidel Herrera, Tomás Yarrington, etc.

¿Cómo sacamos al país de la
barranca económica?
Foto: serveracruz.com
En segundo lugar estaba (está) la relación clientelar entre el PRI y muchos de los sindicatos más poderosos del país, principalmente el de Pemex. Su líder Romero Deschamps sigue siendo una piedrota en el zapato priísta para mostrar un rostro moderno acorde al siglo XXI.

Otra razón para preocuparse del desempeño político priísta en su regreso a Los Pinos, es su aberración de llevar a tribunales a gobernantes y militantes priístas que cometieron graves ilícitos. Aunque siendo justos, esta deficiencia le aplica igual al PAN, PRD, PVEM, etc.

Un par de razones más son su reticencia histórica por la transparencia y rendición de cuentas, así como sus terribles y temibles prácticas electorales.

Pero en aspectos generales, y exceptuando lo electoral, el PRI en Los Pinos ha sabido saldar más o menos bien todos los temas políticos antes descritos. Moreira fue exiliado y Herrera congelado. Romero Deschamps tiene un nulo respaldo público priísta.

Sus actuales gobernadores (salvo algunos) han re-enderezado su ruta de actuación. El gobernador priísta de Aguascalientes busca meter a la cárcel a su antecesor panista. La reforma constitucional al IFAI finalmente pasó a pesar de la parte dura del PRI. 

De manera que en el ámbito político, en el que más se le temía al PRI dada su historia y lo cual representaba un potencial regreso a las viejas prácticas, ha pasado el examen. Hasta ahora.

El problema, y serio, está en el ámbito económico. A muchos nos cayó también por sorpresa éste mal desempeño. Al inicio del sexenio se hablaba una y otra vez del nuevo milagro mexicano. Además lo competente que se había mostrado Videgaray hasta el inicio del nuevo gobierno, daba garantías de que la economía mexicana la manejaría sin problema alguno.

Muchos analistas económicos le atañen el mediocre desempeño económico de México de este año (otro más) al gobierno actual, pues no aplicó las medidas necesarias para minimizar el impacto de una recesión mundial, que parece pasajera.


La buena noticia es que el gobierno actual tiene cinco años más para redimirse. Si se aprueban las reformas financiera, hacendaria y energética tendrá más posibilidades de que así sea. Y si no pasan serán otros seis años perdidos en materia económica.

No hay comentarios:

Una semana trabajando todos desde casa; unos ganan otros pierden

Tokio, Japón. – Han pasado ocho días desde que el Primer Ministro Japonés solicitó a todas las escuelas primarias, secundarias y preparato...