jueves, mayo 01, 2008

Deuda coahuilense

Artículo Localeando, 24 de Abril de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

Tener o contratar deuda no es una acción negativa. Tiene su utilidad, por eso existe. Sí lo es no tener la capacidad de pagarla o contratarla sabiendo que no se tiene tal capacidad. También es negativo no saber para qué endeudarse.

La palabra “deuda” (pública) tiene una connotación muy especial para el mexicano. Su mero pronunciamiento significa crisis, inflación, miseria, corrupción, saqueo, pobreza, entre otros. Tal efecto tiene su fundamento; los pésimos gobiernos que hemos tenido.

La misma palabra en países desarrollados genera rechazos y cuestionamientos menos radicales. Hace levantar cejas de todo mundo pero los procedimientos que poseen para definirla hacen que al final todos queden más o menos contentos. En la mayoría de condados, ciudades y estados de EUA se organizan incluso referéndums para aprobar el endeudamiento público.

Hago esta breve reflexión sobre la deuda porque el gobierno coahuilense anunció en días pasados la intención de contratar una deuda por 3,500 millones. La iniciativa parece de entrada razonable y lógica dado los bajos niveles de deuda del estado y es quizás saludable. Actualmente se encuentra armando el paquete de obras a construir con la deuda (si contáramos con el Instituto de Planeación y Políticas Públicas, propuesta de campaña aún incumplida, tal recopilación sería más fácil y ágil) así como haciendo los primeros cabildeos con diversos sectores sociales.

El cuestionamiento a su iniciativa no radica en el deseo de endeudarse, sino en la forma de como el gobierno coahuilense armará y procesará su iniciativa y luego como la ejecutará. Es en estos puntos donde debemos estar atentos.

El gobernador de Sonora, Eduardo Bours, propuso recientemente una iniciativa de deuda llamada Plan Sonora Proyecta. Fallas en su estructuración y cabildeo han hecho que actualmente se encuentre en la corte debido a denuncias de inconstitucionalidad interpuestas por opositores a su contratación.

¿Seguirá el mismo sendero la iniciativa del gobierno coahuilense? De ellos depende.

Glosa: Sería muy benéfico que dentro del plan de obras que el gobierno estatal está preparando para esta deuda, incluya “proyectos verdes” como la construcción de ciclovías en ciudades, obras para la infiltración y recarga de acuíferos, recolectores físicos de pilas usadas, entre otros. A Coahuila le urge actuar en este sentido, además encajarían en el programa Chulas Fronteras, recién anunciado por el gobernador.

No hay comentarios:

Mi amigo Ricardo

Por Jaime Villasana Dávila, 6 de abril 2020 Si mal no recuerdo te conocí en febrero de 2002 en las oficinas del CESEM, ubicadas en ese...