jueves, mayo 08, 2008

Alianza UDC-PRI

Artículo Localeando, 8 de Mayo de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

El año pasado, con motivo de mis investigaciones doctorales, realice un estudio sobre los partidos locales en México y encontré que Unidad Democrática de Coahuila (UDC) no es cualquier partido de entre los de su tipo. Entre 1990 y 2006 fue el partido local más votado en elecciones para diputados locales (56,173 votos en 2005) y ha sido el de mayor constancia en procesos electorales. Posee la segunda votación porcentual más alta (6.7% en 1999), sólo detrás del extinto Nava Partido Político (7.8% en 1993).

Estos datos dicen algo; la UDC tiene cierto nivel de fortaleza institucional y/o habilidad política que le ha permitido mantenerse en la palestra electoral.

La UDC posee una fuerte presencia en el norte del estado. En las elecciones de 2005 para diputados locales el PAN se le alió en los distritos VII, XVIII y XIX y se ubicó en segundo lugar, incluso perdiendo el XIX (Acuña) por 504 votos ante el PRI. En el resto de los distritos tuvo malos resultados, incluso pésimos en los de Saltillo, Monclova y Torreón.

La elección de Octubre le presenta a la UDC un área de oportunidad única ante el circo de los panistas. Los electores anti-priístas bien pudieran votar a un partido con buen mensaje y una plataforma electoral de ideas sólidas y discurso propositivo respecto por donde debe transitar el Estado y sus municipios. La UDC puede ser ese partido.

Sin embargo tiene dos puntos débiles; a) es un partido familiar y b) su extrema debilidad en los tres principales municipios.

Es tarde para la UDC iniciar un proceso de renovación de dirigencia y hacerla realmente plural pero deberá hacerlo luego de la contienda electoral si quiere atraer votantes y líderes para sus filas. Respecto del segundo punto debe trabajar con urgencia en el sureste o La Laguna. No puede darse el lujo de desatenderlos como lo ha hecho hasta ahora.

Pero estos retos sólo puede enfrentarlos de manera efectiva si decide ir sólo a esta elección y no aliarse con el PRI, como así esta negociándose actualmente según declaraciones del líder estatal tricolor (Palabra, 020508).

La pregunta a realizar cuando se llegue la hora de las definiciones de alianzas político-electorales es ¿pesará más el deseo de consolidar un partido con potencial, y que le urge a Coahuila debido al desastre panista, o pesará más la conveniencia político-económica?

Glosa; en Santa Cruz Bolivia dijeron sí a la autonomía ¿Seguirá Zulia en Venezuela?.

No hay comentarios:

99 Spokes te ayuda a elegir tu próxima bicicleta gravel

Por: Jaime Villasana Dávila, 23 de junio 2020 Comprar la primera bicicleta gravel o renovarla genera muchas buenas emociones pero, admitám...