jueves, noviembre 13, 2008

El tercer informe

Artículo Localeando, 13 de Noviembre de 2008 
Jaime Villasana Dávila 

Por motivos de trabajo no me fue posible observar en vivo el tercer informe del actual gobernador coahuilense, pero sí lo vi diferido por la noche. Esta fue la primera vez que lo hacía. El último informe de un mandatario coahuilense que había visto fue el quinto informe del anterior gobernador, y lo hice en el DF, siendo su formato el tradicional.

Pero cuando esa noche prendí la televisión lo primero que apareció en la pantalla fue un gobernador caminando sobre el estrado mostrando un mapa de Saltillo con los numerosos pasos a desnivel construidos o por construirse. Esto de entrada atrajo poderosamente mi atención por lo que decidí mantenerme junto a la tv.

Conforme avanzaba el informe éste me recordaba a los que brindan los CEO´s en una junta de accionistas. Se me hizo de entrada ágil y atractiva esta forma de brindarlo. Pensaba si los gobernadores presentes (Peña, Ruiz, Hernández) adoptarían para sus respectivos informes este estilo de corte empresarial.

Pero mi agrado hacia la forma comenzó a desvanecerse conforme el fondo (su contenido) se iba desglosando. Escuchaba el mismo tipo de datos e “indicadores” que suelen ofrecerse en cualquier informe de gobierno donde las palabras “invertimos, compramos, gastamos o hicimos” eran las reinas del discurso. Es decir, se trataban de indicadores de insumo, los más básicos y genéricos que por su naturaleza son difíciles de ubicar en un contexto.

La frase “hemos hecho más que cualquier otro gobierno anterior” (todo alcalde o gobernador suele decirlo) me regresaban a una realidad que no hemos podido transformar o al menos hacer que evolucione; brindar información realmente útil y contrastable respecto a parámetros para una buena toma de decisiones de todo mundo.

El gobernador en ocasiones cuestionaba “¿esto es mucho o es poco?” y eso generaba una luz, pero luego el argumento se terminaba porque el contraste utilizado no era el mejor.

Estoy seguro que la actual administración ha alcanzado logros importantes. Muchos de ellos están a simple vista, pero no se ha transformado la forma de comunicarlos y además se le sigue sacando la vuelta a informar sobre los indicadores importantes. Un ejemplo; ¿Dónde quedaron los índices delictivos; subieron o bajaron?.

Ojalá que el año entrante no veamos un informe de más forma que de fondo, sino un informe equilibrado en ambos conceptos.

Glosa: Es a veces patético como RCG halaga al gobernador. Ese pasaje en TV sobre su vida recuerda a cualquier dictadura africana o comunista de baja monta.

No hay comentarios:

Mi amigo Ricardo

Por Jaime Villasana Dávila, 6 de abril 2020 Si mal no recuerdo te conocí en febrero de 2002 en las oficinas del CESEM, ubicadas en ese...