jueves, mayo 07, 2009

Influenza, amigos y nacionalismo

Artículo Localeando, 7 de Mayo de 2009 
Jaime Villasana Dávila 

El ambiente en el aeropuerto de Monterrey el pasado martes (6-7pm) era realmente desolador y triste. Comercios vacíos, el Vips del primer piso con contados clientes, puestos aún con periódicos, trabajadores solitarios, silencio casi absoluto. Era un cementerio.

Ante tal panorama, y mientras esperaba mi vuelo, pregunté a personal del aeropuerto sobre la situación; aviones semi-vacios, vuelos cancelados y transacciones mínimas. La incertidumbre reinaba.

La influenza humana le propinó a México un gancho al hígado (uno más, recuérdese narcoviolencia) que lo hizo tambalearse y cuestionarse sobre su capacidad para recomponerse. Otra consecuencia fue la generación de una imagen de desprecio ante otros países, de por sí ya espantados por la narcoviolencia.

Pero bien dice la creencia popular “en la cárcel y en el hospital se conocen a los verdaderos amigos”. Hoy nos toca estar en el hospital y se cuentan con los dedos los países que nunca retiraron su apoyo a México; EUA, Canadá y España. Estos países han apoyado material y moralmente a nuestro país de manera constante, incluso cuando los dos primeros tenían quizás los mayores motivos para cerrar sus fronteras por la cercanía e interacción. España por su parte aguantando presiones de sus vecinos.

En cambio los países “hermanos” de Latinoamérica como Cuba, Argentina, Ecuador, Perú y Colombia nos cerraron sus puertas y denostaron a connacionales. Lo mismo Francia, quien impulsaba en Europa un bloqueo aéreo contra México. Ya ni se hable de China, aplicando las medidas más drásticas y dañando las relaciones de manera severa.

Estas decisiones contribuirán a reforzar el nacionalismo mexicano, mismo que se encontraba mermado debido al problema (otra vez) de la narcoviolencia.

La conclusión es muy sencilla; nuestros verdaderos socios se encuentran en Norteamérica, algo que los norteños sabemos muy bien más no así los sureños. Según la encuesta del CIDE-2008 “los habitantes del norte (36%) prefieren la integración con América del Norte, mientras que los del sur (45%) optan por la integración con América Latina”.

Hay una vieja frase de los británicos que dice “Las naciones no tienen amigos permanentes y ni tampoco enemigos permanentes, solamente tienen intereses permanentes”.

México debe dejar las medias tintas en política exterior e integrarse definitivamente a Norteamérica. Ojalá que los acontecimientos de estos días convenzan a quienes se ubican en ese territorio.

Glosa; lamentable que el gobierno estatal haya desactivado la página “Coahuila transparente”. No hay escusa legal para ello.

No hay comentarios:

Una semana trabajando todos desde casa; unos ganan otros pierden

Tokio, Japón. – Han pasado ocho días desde que el Primer Ministro Japonés solicitó a todas las escuelas primarias, secundarias y preparato...