jueves, julio 30, 2009

Gobiernos sin dinero

Artículo Localeando, 30 de Julio de 2009 
Jaime Villasana Dávila 

Desde septiembre pasado se veía venir la actual crisis fiscal de los gobiernos federal, estatal y municipal. Todavía a principios de año se informó que en 2009 habría fuertes recortes y ¿qué tenemos ahora? Según el Secretario de Hacienda "Quizá la mayor reducción histórica en los ingresos públicos de un año”.

El "catarrito" pronosticado en septiembre (cuando Wall Street se derrumbaba) se ha convertido en la neumonía fiscal ya conocida. Para Cartens el desplome fiscal podría llegar al 17% sobre lo contemplado en la Ley de Ingresos del 2009, algo así como 480 mil millones de pesos (monto histórico) que el Gobierno federal no podrá recaudar y que, obvio, ahora pega a los estatales y municipales.

Las pruebas se leen todos los días en prensa nacional y local; gobiernos municipales sin dinero para operar o viven al día. Recortes al gasto corriente y las suspensiones de obra son ya un hecho. Préstamos de emergencia. Los despidos se asoman. Los paros se ponen sobre la mesa. En Coahuila, según la prensa, los municipios con mayores retos fiscales son Ramos Arizpe, Piedras Negras, Frontera y Monclova, éste último en la situación más grave.

Este escenario no sólo ocurre en México. En EUA son 48 los estados enfrentando déficits presupuestales. En California era de ¡24 mil millones de dólares! (el presupuesto de Coahuila es aprox. 1,800 millones). Gobiernos locales aplican también dolorosos recortes en todos los rubros (recomiendo leer “Happy new year” en The Economist de Julio 2, 2009).

La situación es parecida pero no igual. Una gran diferencia; muchos gobiernos en EUA tienen fondos especiales o “guardaditos” que sólo pueden tocarse cuando una mayoría calificada del Congreso estatal o de los Cabildos lo autorizan. Ahora esos fondos son los salvavidas.

En México los gobiernos no tienen esos guardaditos salvo muy contados casos por tres razones; a) siempre hay un salvador (el gobierno de más arriba), b) es pecado ahorrar y c) el ejercicio de presupuestación se toma a la ligera (“súmale la inflación y listo”). Lo he visto muchas veces en los más de trece años que llevo vinculado a la administración pública.

¿Cómo corregir esta cultura? No hay receta secreta. Debe tomarse en serio el ejercicio de presupuestación, fortalecer capacidades técnicas e inmensa responsabilidad política.

Como dijo el tesorero saltillense; otro recorte más y será terrible. Para muchos municipios ya lo es.

Glosa; Fue muy acertada la decisión del Ayuntamiento de Saltillo al entregar a Cornelio Reyna la Presea Saltillo Post Mortem, un reconocimiento que, sin duda, merecía en vida.

No hay comentarios:

Review: neumáticos Maxxis Rambler

Una de las marcas de neumáticos más reconocidas mundialmente en el ámbito del ciclismo es Maxxis. Con sede en Taiwán, esta empresa que emple...