jueves, septiembre 17, 2009

México; 199 años

Artículo Localeando, 17 de Septiembre de 2009 
Jaime Villasana Dávila 

Ayer celebró México 199 años de existencia como nación aunque no como una democracia lo cual, según Enrique Krauze (Reforma 100906), apenas si lo hemos sido en un 3% de nuestra historia.

Democracia, historia y nación son tres conceptos que en la actualidad son inseparables. En su historia reciente, México apenas lleva 9 años lidiando con sus problemas y diferencias en un ambiente de democracia plena, ambiente al que no cualquier país quiere adentrarse. Los dirigentes chinos por ejemplo no lo admiten, argumentando que el país se desintegraría.

Los españoles adoptaron la democracia a la muerte de Franco (1975) aun cuando ello les trajera severos retos, como el hecho de que sus diferentes naciones tarde o temprano pugnarían por sus derechos independentistas. Hoy un buen porcentaje de Vascos y Catalanes trabajan para eso, lo que puede darse únicamente en un ambiente democrático porque no hay represión.

¿Y México? Como dije antes hemos sido apenas 3% en nuestra historia democráticos. Somos 97% anti-demócratas y los regímenes autoritarios han sido lo común. Si algo positivo podemos rescatar de ellos es que sirvieron para mantener unido a un país cuyos estados poco tenían en común salvo haber sido subyugados por España por 300 años (luego lo fueron de regímenes centralistas).

Pero a partir de 2000 las cosas son diferentes. En ese momento comenzamos lo que España inició en 1975. Una construcción nacional bajo condiciones democráticas, donde sus partes integrantes y actores pueden expresarse como les plazca, incluso en contra de lo que les mantiene unido.

Pero a diferencia de España, donde sus actores políticos tenían visión republicana y por lo tanto rumbo, México sigue sin tener tales actores y menos rumbo luego de casi 200 años de existencia. Incluso buena parte de nuestra historia ha sido “truqueada” y como dice Luis González de Alba “Mal, muy mal comienza un país que falsea su acta de nacimiento misma”. (“Mentiras de la independencia”, Nexos, 010909). Lo triste es que seguimos falseando hoy en día nuestra realidad y poco hacemos para mejorarla.

¿Qué celebraremos en 2010? Depende a quien se le pregunte. Millonarios y políticos dirán que mucho. La clase media su creatividad para seguir luchando a pesar de los obstáculos que le pone ¡su propio gobierno!. Los pobres que siguen sobreviviendo.

¿Celebraremos 250 años de independencia? No lo sé. Quizás volvamos a nuestras verdaderas raíces; a un cúmulo de naciones (indias) que habitaban lo que hoy es México antes de la llegada de los españoles. O Quizás volvamos a ser en lo político otra vez como China.

Glosa: ¡Viva Coahuila!

No hay comentarios:

Mi amigo Ricardo

Por Jaime Villasana Dávila, 6 de abril 2020 Si mal no recuerdo te conocí en febrero de 2002 en las oficinas del CESEM, ubicadas en ese...