jueves, noviembre 05, 2009

Nuevos alcaldes; slogans y logotipos

Artículo Localeando, 5 de Noviembre de 2009 
Jaime Villasana Dávila 

En estos precisos momentos los 38 alcaldes electos coahuilenses se encuentran realizando diversas actividades relativas a sus ya próximos encargos.

Una de ellas es lo relativo a la definición de la imagen (logotipo) y slogan de su gobierno. La mezcla de colores para ubicar la combinación más adecuada se hace sin cesar al tiempo de agregarse figuras entrelazadas con el nombre del municipio o el escudo del mismo, aderezado de una frase “pegajosa”.

El diseño de una imagen/slogan de gobierno en México (en cualquier nivel) es una mala práctica cuya finalidad es diferenciarse de los demás al tiempo de incluir implícitamente el objetivo que se persigue. Ahí tenemos la imagen del gobierno Calderonista con la mezcla de colores gris-rojizo-blanco y luego un arcoíris para identificar a cada una de las secretarías de Estado con el slogan “vivir mejor”.

En el caso del gobierno Moreirista tenemos la muy conocida frase “el gobierno de la gente” y la mezcla de colores rojo-verde-blanco, a tono con los colores de su partido. Por su parte el gobierno municipal maneja el slogan “Por Saltillo”, aunque sus colores son más institucionales. Estas descripciones se pueden visualizar en las páginas de internet.

Las tres imágenes de gobierno, así como del resto de las 31 entidades federativas y cientos de municipios mexicanos tuvieron y tienen un elevado costo monetario, amén de que en cada cambio de gobierno las páginas de Internet las “tiran” por unos días bajo la excusa de su rediseño, violando con ello leyes de transparencia.

Pero lo principal de tales imágenes es que nos sigue recordando como el personalismo sigue estando por encima de la institucionalidad en un país sediento de esto último. Durante el régimen priísta, el gobierno federal y sus secretarías de Estado raramente cambiaban logotipos. Quien no recuerda el logotipo de la SHCP con sus iniciales encerradas por un cuadrado usado por años. Al menos en esto los gobiernos priístas presentaban un mayor grado de institucionalidad.

En EUA, España, etc. no hay logotipos especiales con cada nuevo gobierno. Usan el escudo y respectivos colores oficiales. En tiempos antiguos acontecía lo mismo. Los buenos gobernantes pasaban (y pasan) a la historia no por su promoción o creación de imágenes ad hoc sino por sus decisiones y actos que contribuían a consolidar instituciones.

¿Cuál va a ser el camino que escogerán tanto el alcalde electo saltillense y sus 37 colegas? ¿Alguno de ellos iniciará una de esas tradiciones que valen la pena o seguirán siendo del montón, gastando un buen dinero en este rubro?.

No hay comentarios:

Mi amigo Ricardo

Por Jaime Villasana Dávila, 6 de abril 2020 Si mal no recuerdo te conocí en febrero de 2002 en las oficinas del CESEM, ubicadas en ese...