jueves, enero 12, 2012

Saltillo; a mitad de camino con su Alcalde



Artículo Localeando, 12 de Enero de 2012, 
Jaime Villasana Dávila. 

El pasado 1 de enero los alcaldes coahuilenses arribaron a la mitad del camino de su gestión, la cual dura cuatro años.

Por lo anterior toca hacer una breve reflexión sobre el alcalde de la ciudad que me vio nacer; Saltillo. Más allá de ahondar en programas y proyectos tradicionales de toda gestión municipal, debo reconocer ciertas buenas acciones realizadas. De esas que perduran en el tiempo.

Una de tales acciones es la pintada de taxis en color amarillo. Como lo he señalado en otros artículos, haberlo conseguido tiene su mérito. Siempre hubo una gran resistencia de los taxistas debido a que, al pintar sus unidades, se depreciaban de valor. Esto tenía años buscándose por pasadas administraciones (yo estuve en una de ellas y fracasamos) y el actual alcalde lo logró.

La Ruta Recreativa es otra buena acción. La misma sacó a la calle de manera organizada a miles de saltillenses no sólo a hacer ejercicio sino a construir comunidad, lo que tanto se requiere en estos días.

La joya de la corona son el par de ciclovías que cruzan la ciudad de norte a sur y de oriente a poniente. Esta acción, criticada y menospreciada por muchos, con el tiempo y debidamente apoyada será uno de los puntales en la reconfiguración de la cultura cívica.

¿Qué le falta por hacer? varias cosas. La primera es transformar el Centro Integral de Administración y Planeación (CIAP) en el Instituto Municipal de Planeación (IMPLAN), ya sea municipal o metropolitano. El CIAP poca honra le hace a su nombre y además Saltillo sigue a la deriva en cuanto a su horizonte de largo plazo, aun y cuando cuenta con un Consejo de Planeación Estratégica (COPE), el cual es disfuncional.

Otra es cumplir el compromiso plasmado en el Plan Municipal de Desarrollo respecto a generar un Sistema de Medición del Desempeño (pág. 64). Hacerlo implica tener una herramienta útil no solo para el gobierno sino también para el ciudadano.

¿Algo más? Sí, transparentar el desarrollo de Derramadero, un polo de crecimiento demasiado importante para el municipio de Saltillo como para mantenerlo en la opacidad. ¿cómo? creando, por ejemplo, la página www.derramadero.gob.mx.

Una acción más es la concreción del proyecto Saltibús. El alcalde está cerca de lograrlo y de ser así, será quizás el mejor legado que los saltillenses hayan recibido en muchos años.

Una última es sentar bases para crear el Centro de Investigación Automotriz igual o mejor al Centro de Inteligencia Automotriz (www.aicenter.eu/cas/index.aspx) de Bilbao (España). Con la confirmación de la construcción de una planta FIAT, es más que viable y necesario por infinitas razones.

Suerte al alcalde en sus últimos dos años.

No hay comentarios:

Review: neumáticos Maxxis Rambler

Una de las marcas de neumáticos más reconocidas mundialmente en el ámbito del ciclismo es Maxxis. Con sede en Taiwán, esta empresa que emple...