jueves, abril 25, 2013

Rosario Robles y el Pacto por México


Artículo Localeando, 25 de Abril de 2013
Jaime Villasana Dávila

Rosario Robles, titular de SEDESOL, tiene un grave problema con el escándalo de uso indebido de programas sociales en Veracruz. Pero es difícil achacarle culpa pues su influencia en la dependencia es muy limitada toda vez que son operadores priístas quienes realmente dirigen la dependencia.

De hecho el reto para Robles existe desde su nombramiento; abrirse un lugar y respeto en el mundo priísta lo cual no es fácil, ni siquiera para los de adentro. Es la única secretaria ajena plenamente al PRI y no hace falta ser experto para identificar las razones de su nombramiento: reforzar la presencia femenina en el gabinete pero principalmente darle un toque de pluralidad al gobierno de EPN.

¿Gracias por participar?


Ahora bien, el caso Veracruz y la puesta en marcha de la Cruzada Nacional Contra el Hambre son la prueba de fuego para la permanencia del Pacto por México. No lo fue la extensa atención y aplausos (nacionales e internacionales) a EPN por la aprobación de las últimas reformas y que tanto molestó al PAN y PRD.

Y esta coyuntura actual nos está mostrando que EPN, el PRI y su gabinete no dejarán caer tan fácil el Pacto por México, pues saben que políticamente les está dando muy buenos frutos. Les está ayudando a reposicionarse entre el electorado como un partido que está dejando atrás la historia que todos conocemos. 

Por eso luego del error cometido al darle un espaldarazo a Robles por el caso Veracruz (“No te preocupes Rosario”), el Presidente de inmediato movió ficha para calmar las aguas. Despidieron a los funcionarios de SEDESOL involucrados (aunque debieron ser denunciados) y retrasó el evento de presentación de la muy necesaria reforma financiera.

Con ambos actos, más la rápida comparecencia de Robles en el Senado, atrasó por ahora la amenaza panista y perredista de abandonar el Pacto por México.

Sin embargo el problema sigue ahí y para PAN y PRD se llama Rosario Robles y Javier Duarte, gobernador de Veracruz, quien no es sacrificable como sí lo es Robles.

Robles es una mujer valiente. Con el escándalo de Carlos Ahumada mostró mucho temple y reconoció que los sentimientos la hicieron doblar. Ante el Senado mostró la misma valentía. Pero ya no le es suficiente.

PAN y PRD necesitan hacerse de espacio y triunfos propios en medio del hasta ahora exitoso y muy benéfico Pacto por México. La renuncia de Robles les ayuda a ello, más para PRD quien toma el caso como algo personal.  


Glosa: Presidencia, PRI, PAN y PRD quieren blindar programas sociales. Aquí la primer regla que deben aprobar: quienes trabajen en SEDESOL federal y sus pares estatales y municipales no deben pertenecer a partido político alguno. Esto sería un buen principio.

No hay comentarios:

Mi amigo Ricardo

Por Jaime Villasana Dávila, 6 de abril 2020 Si mal no recuerdo te conocí en febrero de 2002 en las oficinas del CESEM, ubicadas en ese...