jueves, enero 09, 2014

Cuba, un país (todavía) diferente - II

Artículo Localeando, 9 de Enero de 2014
Jaime Villasana Dávila

Cuba fue uno de los países más desarrollados de América hasta la primera mitad del siglo XX. Su capital Habana fue la primera ciudad iberoamericana en usar máquinas de vapor (1829), en tener servicio ferroviario (1837) y un sistema de alumbrado público (1889). Fue la primera en el mundo en tener telefonía sin necesidad de operadora (1906) y la segunda en poseer una estación de radio (1922).

Habana; sus calles y edificios lucen desatendidos.
Igual está el resto del país. Pero conforme Cuba se vaya
abriendo el escenario cambiará.
Posee otros records pero destaca uno; en 1940 aprobó una de las constituciones más progresistas del mundo. Establecía el voto de las mujeres y la igualdad de derechos entre razas.

Pero el triunfo de la revolución castrista (1959) y el bloqueo decretado por EE UU detuvo el perfil innovador de los cubanos. Aun así se las han arreglado para seguir innovando principalmente en educación y salud. No tienen recursos para hacerlo en otras áreas ni tampoco para poner el país al día. Caminar por la Habana y viajar por sus carreteras así te lo confirma.

Con 20 dólares de salario mensual generalizado la vida es limitada. Pero el emprendurismo hace que el cubano llegue a fin de mes con ingresos extras obtenidos en otras actividades. La leche no se puede comprar o conseguir en tiendas. Está racionalizada por el gobierno. Como lo comenté la semana pasada, afortunadamente llevamos de México 10 cuartos de litro de leche ultrapasteurizada para nuestro hijo. Sin ellos el viaje hubiera sido mucho menos confortable.

A diferencia de Beijing-China, comunista en democracia y capitalista en economía, en la Habana-Cuba casi no existe publicidad en calles o en panorámicos. Olvídense de los enormes anuncios electrónicos estilo Times Square.

El Internet es un martirio para los cubanos. Salvo algunos que tienen permisos gubernamentales, el resto tiene acceso limitado en casetas controladas por el gobierno. En Beijing los periódicos locales son abundantes y su contenido amplio y colorido. En Habana no vi más de dos y con contadas páginas bicolores. En Beijing la gente pudiente viste a la moda y posee lo último en electrónica. En Cuba se esconden tales lujos.

Eso sí, el mercado negro es tan grande en Cuba como en cualquier otro país “normal” y puede conseguirse de todo, claro a un sobreprecio. A un taxista con un Mercedes Benz de los 80s le dije que ha de ser muy difícil conseguir piezas para su auto debido al bloqueo. De inmediato me dijo que en tres días podía tener la pieza que quisiera en la puerta de su casa ¿el origen? Miami.


Cuba es un hermoso país con gente amable. Lamentablemente posee dos virus; a) un gobierno anti-democrático y b) un patético bloqueo de EE UU. Vale la pena visitarle a la brevedad pues más temprano que tarde será diferente porque ambos virus están siendo derrotados.

No hay comentarios:

99 Spokes te ayuda a elegir tu próxima bicicleta gravel

Por: Jaime Villasana Dávila, 23 de junio 2020 Comprar la primera bicicleta gravel o renovarla genera muchas buenas emociones pero, admitám...