jueves, enero 30, 2014

Gran oportunidad para Coahuila

Artículo Localeando, 30 de Enero de 2014
Jaime Villasana Dávila

Un dicho señala “si quieres que un asunto jamás se resuelva, crea una comisión”. Esta fue la primera reflexión de muchos cuando el gobernador de Coahuila propuso al Congreso del estado, durante su segundo informe de gobierno, que se creara una comisión para investigar el impacto de la infame deuda del estado.

Congreso de Coahuila:
¿Dará buenos resultados la
Comisión para investigar el impacto
de la deuda del estado?
Finalmente la semana pasada quedó conformada tal comisión por siete legisladores priístas y seis de oposición. Como en la política y en la ley cada palabra cuenta, nótese como en el nombre de la comisión se incluyen las palabras “analizar el impacto” y no algunas otras como “investigar”.

Los resultados que obtenga la comisión por supuesto no serán vinculantes a las investigaciones judiciales actuales. Se trata más de un movimiento político (pronto habrá elecciones locales) que uno genuinamente de corte judicial.

Pero aún así, el espacio abierto mantiene vivo uno de los capítulos más negros de la historia del estado y le prolonga su existencia, casualmente sincronizado con el retorno al país del ex –gobernador en cuyo mandato se gestó tal infamia.

Desde que tomó posesión el gobernador hay claroscuros en el tema de la deuda. Los claros son básicamente dos; a) que se renegoció y b) que se son públicos los contratos de la deuda reestructurada, así como los saldo mensuales de la misma. Pero esto es lo menos que podía hacerse ante una ofensa del tamaño mismo de la megadeuda.

El oscuro es uno pero con ese basta y sobra; la injusticia. El gobierno señala que sí la ha habido con las detenciones realizadas (creo un par) o girando órdenes de aprehensión lo cual no es suficiente. Pero la sociedad piensa otra cosa, y se refuerza cuando leemos un día sí y otro también como el gobierno de EE UU sigue jalando hilos y descubriendo desfalcos, además de acusar al ex –gobernador (al otro) Jorge Torres, cosa que el gobierno coahuilense no ha hecho.

El gobernador sabe que puede hacer mucho más en todo este caso (ejemplo; ampliar las acusaciones de delitos cometidos) para limpiar el nombre del estado y esta comisión es una tremenda oportunidad para ello.

En julio habrá elecciones para renovar al Congreso local y para muchos la única opción para aclarar la deuda y hacer justicia es que la oposición gane la mayoría de distritos. Y de esto hay buenas posibilidades si nos atenemos a los resultados de las dos últimas elecciones.   

De todos los desfalcos cometidos por ex -gobernadores mexicanos en la historia reciente sólo hay dos estados donde la sensación popular de justicia es firme pues se basa en logros judiciales;  Tabasco y Aguascalientes. En ambos fue un gobierno opositor quien decidió ir a fondo.


¿Llegaremos a tener algún día esa sensación los coahuilenses?

No hay comentarios:

Review: neumáticos Maxxis Rambler

Una de las marcas de neumáticos más reconocidas mundialmente en el ámbito del ciclismo es Maxxis. Con sede en Taiwán, esta empresa que emple...