jueves, abril 24, 2014

Japón se estabiliza para el bien de todos

Artículo Localeando, 24 de abril de 2014
Jaime Villasana Dávila

Yokohama, Japón.- A punto de partir de regreso a México luego de haber pasado dos semanas en Japón, concluyo que este país ha encontrado la estabilidad política que tanto le hacía falta para comenzar a poner orden económico y diplomático.

Senkaku, las islas de la discordia y
¿de la paz mundial? Imagen: cjicl.org.uk  
Baso mi argumento en que por primera vez desde 2006 Japón posee un Primer Ministro (PM) que dura más de un año en su cargo. Este PM se llama Shinzo Abe, electo en diciembre de 2012, y fue quien precisamente inició el ciclo de un PM por año en septiembre de 2007, luego de renunciar tras su desastroso primer mandato.

El que Japón haya logrado estabilidad política (hasta ahora) es buena noticia para el país y el mundo. Sin un gobierno estable y fuerte era imposible que sentase las bases para que su economía volviera a crecer luego de más de dos décadas de estancamiento.

Y aunque las primeras políticas económicas de Abe (llamadas Abenomics) parecen perder potencia, las mismas han generado algo de crecimiento y han mejorado las perspectivas de unas finanzas nacionales que les urgía comenzar a robustercerse. Recuérdese que Japón es el país más endeudado del mundo (más de dos veces su PIB), aunque le debe a sus mismos ciudadnos.

Y si en lo económico se aclara el camino, es en el contexto diplomático donde a Japón le urgía también poner orden por una razón principal: China.

Con tanto cambio de PM entre 2007-2012 Japón era un vecino demasiado vulnerable ante una China cuyo gasto militar sigue creciendo a pasos agigantados y cuya fortaleza económica le ha dado valentía para reclamar islas a Japón que antes no lo hacía, precisamente por estar tan rezagado de los nipones.

Las islas en cuestión se llaman Senkaku (China las llama Diaoyu). El intercambio de dimes y diretes entre ambos países lleva algunos cinco años y ha incluido que aviones y barcos militares de ambos países se hayan desafiado (hasta ahora sin disparos) sobre tales islas, inhabitadas por cierto.

Y para dar un ejemplo de que las cosas se ponen serias citaré que por primera vez en 40 años, Japón ha desplegado en una isla cercana (Yonaguni) un avión-radar de alerta temprana, está construyendo un radar fijo y desplegará 100 soldados de manera permanente. El mensaje es claro para China; Las Senkaku son mías.

Japón es uno de los pocos países rodeado completamente por enemigos. Otros son Israel y Polonia. Sus atrocidades cometidas durante la II Guerra Mundial le ganaron la enemistad eterna de China, Rusia y las dos Coreas.


Pero son China y Rusia las de mayor peligro. Veamos lo que Rusia hace en Ucrania. Si nadie detiene a Rusia, China se verá tentada a actuar igual. Por eso conviene a la paz mundial que Japón esté estable y sirva de contención a los chinos.  En parte por ello Obama hoy está aquí.

2 comentarios:

José Longino dijo...

Al final de cuentas, como Israel, Japón cuenta con el apoyo de Estados Unidos... y nadie quiere echarse (de verdad) un alacrán como los estadounidenses

Jaime Villasana Dávila dijo...

Mi Pepe, yo tengo mis buenas dudas de que a la hora de la hora EE.UU. le entre a los "golpes" entre China y Japón por las Senkaku. Israel por supuesto no piensa en que EE.UU. le defenderá y por eso actúa como actúa. Japón debiera pensarse seriamente tomar una posición similar a la israelí. Saludos.

Mi amigo Ricardo

Por Jaime Villasana Dávila, 6 de abril 2020 Si mal no recuerdo te conocí en febrero de 2002 en las oficinas del CESEM, ubicadas en ese...