jueves, julio 17, 2014

Un año (escolar) en la bicicleta en DF

Artículo Localeando, 17 de Julio de 2013
Jaime Villasana Dávila

Ha terminado su ciclo escolar nuestro hijo y ello significa que cumplimos un año pedaleando la bicicleta para irlo a dejar a la escuela. Todo inició a finales de agosto pasado cuando mi esposa y yo decidimos que para cubrir la distancia casa-escuela de dos kilómetros la mejor alternativa de transporte para llevarlo era la bicicleta. El tráfico vehicular de la zona en que vivimos aquí en México DF o el largo tiempo en llevarlo caminando eran grandes inhibidores.

Todavía no vemos esto en las
ciudades de México. Quizás
en el mediano plazo.
Así pues llegó el primer día de escuela (2 de septiembre). Mi esposa lo pone en su silla y lo abrocha cuidadosamente con el cinturón, mientras yo reviso la bici y confirmo que traigo puesto guantes, chaleco reflejante, casco y la banda para fijar la parte baja del pantalón. En ese instante una mezcla de temor con arrepentimiento me invadió pues la “carga” que llevo es de valor incalculable. Pero tan pronto recordé el haber visto a otros padres llevando en bici a sus hijos a la escuela me dije a mi mismo “si ellos pueden, nosotros también”.

Arrancamos mi hijo y yo en la bicicleta. Los primeros carros que pasaron al lado de nosotros hicieron que mi cuerpo se tensara y mi atención se potencializara. Finalmente llegamos a nuestro destino y sentí un gran alivio.

De entonces a la fecha hemos pedaleado juntos algo así como 40 semanas lo que significa alrededor de 200 días de clases, según calendario escolar. Esto implica que mi hijo y yo hemos hecho aprox. 400 viajes en bicicleta ida y vuelta y que, multiplicados por dos kilómetros, da un total de 800 kilómetros recorridos. Casi la distancia de México DF a mi ciudad natal Saltillo (860kms).

Afortunadamente nunca hemos tenido un incidente ni hemos estado cerca de tenerlo. Los automovilistas respetan mucho cuando traigo al niño en la bicicleta. Debo aceptar además que la mitad de la ruta la realizo por un andador para transeúntes y ciclistas, lo cual disminuye a la mitad los riesgos de accidente.

Viajar en la bicicleta nos ha caído muy bien a ambos. Disfrutamos mucho del viaje. Ya no es tan tenso para mí como en un inicio. Saludamos y conocemos a nueva gente durante el traslado y se queda uno con la sensación de contribuir un poco al medio ambiente y a la disminución del tráfico.


Glosa: A) Días atrás el Jefe de Gobierno del DF publicó la nueva Ley de Movilidad. Contempla muchas acciones. Una de ellas sustituir 21 mil microbuses existentes al final del sexenio. Ojalá se logre. B) Se publicó un estudio que concluye que los habitantes de la zona metropolitana del DF perderemos cinco años de vida en el tráfico. C) En Saltillo sigue sin haber noticias de la modernización del transporte público luego del “asesinato” de Saltibús. Una pena.

No hay comentarios:

Una semana trabajando todos desde casa; unos ganan otros pierden

Tokio, Japón. – Han pasado ocho días desde que el Primer Ministro Japonés solicitó a todas las escuelas primarias, secundarias y preparato...