jueves, septiembre 25, 2014

Ecos del referéndum en Escocia; Cataluña y México

Artículo Localeando, 25 de septiembre de 2014
Jaime Villasana Dávila

No es lo mismo separarse de Canadá o Reino Unido que de Sudán, Indonesia o Serbia. En los primeros dos una mayoría de los habitantes de Quebec y Escocia, respectivamente, rechazó en su momento independizarse. En el segundo bloque de países los habitantes de Sudán del Sur, Timor Oriental y Montenegro votaron por un sí a la secesión.

Escocia dijo no pero pudieron expresarse
¿podrán los catalanes expresarse?
Y es que cuando se tienen las comidades y certidumbres que brinda un país de primer mundo ¿para qué moverle?. De aquí en parte el porqué en Quebec y Escocia una mayoría votó por permanecer unidos. Respecto los otros países el mensaje fue claro; la situación del momento (crisis, matanzas, conflictos) no podía seguir. Era mejor separarse.

No obstante, hay dos puntos que deben resaltarse de estos cinco casos secesionistas y que, al mismo tiempo, se convierten en denominadores comunes; a) la libertad para elegir libremente y b) el resultado de la votación no es una respuesta para la eternidad.

Sobre el primer punto debe reconocerse a las autoridades nacionales de los cinco países haber brindado la oportunidad de votar a la población involucrada. Y conste que hablamos de cinco países con características muy diversas en todos los sentidos.

Del segundo punto resalta el hecho de que las sociedades minoritarias que no lograron su cometido (Quebec y Escocia) es posible que lo intenten nuevamente en el futuro. En Quebec los nacionalistas por ahora están desunidos y desmoralizados.

En Escocia recién acaban de votar pero un dato debe resaltarse; el 71% de los jóvenes entre 16 y 17 años votaron por la secesión. El 73% de quienes votaron no son mayores a los 65 años. A los primeros les espera una larga vida y seguramente inculcarán valores nacionalistas a sus hijos. Mientras que los segundos pronto morirán.   

Por ello es muy importante el plan que vaya a ejecutar Reino Unido para acomodar bajo un nuevo contexto y lo mejor posible los intereses de las 4 naciones que la integran; Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte. A este plan se le llama “Revolución de la Devolución”. Si este plan falla entonces muy probablemente volveremos a ver otro referéndum secesionista.

Sobre Cataluña y su deseo de celebrar un referéndum similar el asunto es complicado. España con Rajoy al mando es casi un hecho que no permitirá llevarlo a cabo aún cuando se disparan al pie, pues mantiene vivo el movimiento secesionista catalán. Como dijo el primer ministro David Cameron; a los grandes retos hay que enfrentarlos. Rajoy no quiere. Patea el bote solamente.


México por su parte debe trabajar más para disminuir la enorme diferencia económica de sus regiones. Esta es una semilla (de otras) que conllevan a generar este tipo de referéndums.

No hay comentarios:

Mi amigo Ricardo

Por Jaime Villasana Dávila, 6 de abril 2020 Si mal no recuerdo te conocí en febrero de 2002 en las oficinas del CESEM, ubicadas en ese...