martes, octubre 28, 2014

Taxistas de Ciudad de México también se alzan contra Uber y Cabify

Artículo para Xataka-México, 29 de Octubre 2014

Era sólo cuestión de tiempo para que los taxistas de la Ciudad de México levantaran la voz para exigir a las autoridades del Gobierno del Distrito Federal (GDF) que actúen para detener las operaciones de Uber y Cabify. Ya aquí mismo en Xataka-México habíamos escrito las implicaciones de Uber para los taxistas mexicanos.

Los taxistas son un gremio duro que puede complicar las cosas a las autoridades, quien tienen dos opciones; a) prohibir Uber, Cabify, etc. o b) regularlas.

Foto: Jo Simon
Taxistas; un gremio duro

Trabajé por tres años en un gobierno municipal y una de mis responsabilidades era ser la primera aduana de grupos que protestaban. Es decir, me tocaba salir a la calle para dialogar con ellos y tratar de convencerlos de que analizaríamos sus demandas o bien les ofrecía opciones al momento. Algunas veces no lo conseguía así que no había de otra más que dejarlos pasar lo más ordenada y organizadamente para que dialogaran directamente con el Alcalde.

En varias ocasiones fueron grupos de taxistas los que protestaban, generalmente contra los piratas o bien por meros motivos políticos. A veces bloqueaban algunas calles principales pero eso era manejable y tolerable hasta cierto punto, pues el daño colateral no era tan alto. Sus afectaciones se limitaban por lo general a quienes usaban dicho servicio y algún bloqueo de calles. Otra cosa muy diferente era cuando quienes protestaban eran concesionarios de transporte colectivo, lo cual afectaba a miles de ciudadanos. Aquí había que actuar rápido, aun cuando sus protestas eran infundadas.

En el caso de los taxistas de la Ciudad de México el escenario es similar aunque ciertamente a mayor escala toda vez que existen registrados alrededor de 140 mil taxis, aunque no todos están organizados (sólo un 20% aproximadamente, según reportes). Este hecho reduce temporalmente su capacidad de movilización, pero es obvio que el GDF no dejará que el movimiento crezca e incluya a todo el padrón por lo que es previsible que ofrecerá alternativas para, por un tiempo, generar mesas de diálogo.

Seguir leyendo en Xataka-México 

No hay comentarios:

Mi amigo Ricardo

Por Jaime Villasana Dávila, 6 de abril 2020 Si mal no recuerdo te conocí en febrero de 2002 en las oficinas del CESEM, ubicadas en ese...