viernes, octubre 10, 2003

¿Transparencia en Coahuila?


Localeando, El Diario de Coahuila, 10 de octubre 2003

De ninguna manera queda garantizada al 100% la transparencia en las instituciones públicas en Coahuila a raíz de la reciente aprobación de la Ley de Acceso a la Información Pública. Y no es que sea aguafiestas, simplemente hay que ver experiencias internacionales (y muy pronto las nacionales) para afirmar lo anterior. Hay que mantener presentes que una rendición de cuentas sin transparencia (es decir que existan simulaciones) o un derecho civil por la transparencia que no es ejercido por el mismo ciudadano puede regresarnos al punto de partida; la opacidad histórica gubernamental en México.

Aún en los países que cuentan ya con este tipo de leyes desde hace décadas, la transparencia sigue enfrentando obstáculos legales y éticos. Jaques Chirac, actual Presidente de Francia, ha sido y sigue siendo acusado por sus opositores de haber realizado manejos turbios cuando fungió como Alcalde de Paris. El asunto aún sigue en disputa. Estados Unidos, Canadá, Alemania (con los escándalos de Helmut Kohl), entre otros, enfrentan de vez en cuando escándalos de corrupción, lo que nos lleva a comprobar que una Ley de Transparencia por sí sola no es un acicate directo para los funcionarios gubernamentales.

Las complejidades presentes en los túneles operacionales de los gobiernos son tan grandes que siempre habrá pasadizos secretos para llevar a cabo acciones ilícitas. ¿Entonces para que una Ley de Transparencia? Sin duda que esta nueva disposición legal es de vital importancia para generar y garantizar jurídicamente hasta cierto nivel una mayor apertura gubernamental, pero es solo el punto de partida, y nunca la meta final. En otras palabras, el reto apenas comienza.

Romper las inercias de cerrazón de los funcionarios y empleados públicos no es fácil. Por más voluntad que exista en los mandos superiores, esto no significa que automáticamente se traduzca en una voluntad generalizada para el resto de los empleados. ¿En cuántas ocasiones no hemos escuchado de Presidentes, Gobernadores y Alcaldes decir que ahora sí habrá total transparencia y la corrupción tenderá a disminuir cuando todo sigue igual? Muchísimas veces, entonces ¿Con una Ley de Transparencia queda todo garantizado? No y los ejemplos ya fueron dados. Así pues la capacitación y sensibilización a empleados y funcionarios sobre la importancia de la transparencia para el gobierno y la sociedad, la impartición de cursos de ética y la predicación con el ejemplo son elementos a poner en marcha de manera inmediata.

Por otra parte, el nombramiento de los Consejeros del Instituto Coahuilense de Acceso a la Información es el siguiente reto para el Congreso. Seleccionar a personas con probada honestidad, 100% apartidistas y libres de compromisos oscuros, será una cuestión que desafortunadamente quedará a interpretaciones y discrecionalidades de las distintas fracciones parlamentarias (ya me estoy imaginando esos debates por imponer a tal o cual personaje como consejero). Lo destacable en el proceso de nombramientos será que la selección de los Consejeros provendrá de una convocatoria pública donde cualquier coahuilense que cumpla con los requisitos establecidos podrá alzar la mano y decir “yo quiero”. Este es un buen punto de partida, habrá que mantener el mismo tono.

El siguiente reto es otorgarle, al Instituto antes mencionado, verdaderas atribuciones para que castigue con fuerza y de manera ejemplar a aquellos funcionarios y empleados gubernamentales (trátese de quién se trate) que vayan en contra del espíritu de la nueva ley, es decir sancionar enérgicamente aquellos que bloqueen y/o manipulen información pública (aunque ya existe la nueva ley de Archivos Públicos). Estas atribuciones hacen que los organismos europeos y estadounidenses en la materia sean realmente temidos y respetados por todos, amén de que poseen una gran confianza debido a sus resoluciones.

Otro reto será que el ciudadano ejerza este nuevo derecho que recién adquirió. De nada servirá que se tenga acceso a la información pública cuando ésta no se utiliza para la toma de decisiones ciudadanas. Si los empleados y funcionarios públicos perciben que a la sociedad no le interesa mucho este derecho, entonces será una invitación para que se cometan actos indebidos. Con la información que genera el gobierno podemos tomar decisiones electorales, mercantiles, familiares,  académicas, educativas, etcétera, amén de que los medios de información pueden realizar una mejor cobertura periodística de investigación y análisis. En este sentido, una campaña de sensibilización a los coahuilenses ayudaría muchísimo a motivar el uso de este derecho.

Existen otros retos, pero sin duda se ha dado un gran paso con la aprobación de estas tres leyes relacionadas con la información pública. La Ley de Archivos Públicos, es hasta donde tengo conocimiento, la única en su tipo, por lo tanto Coahuila sigue abriendo brecha con reformas innovadoras (como la de ampliación del período de gobierno municipal a cuatro años) en el espectro legal nacional.

Se requiere continuar con el esfuerzo de reforma del Estado en Coahuila que hasta el momento se ha llevado a cabo. La reforma electoral municipal, es desde mi punto de vista, el siguiente paso que se requiere dar para fortalecer la institución municipal mediante la elección de Regidores por distrito. De lograrlo seriamos el primer Estado del país en tener características electorales municipales de este tipo, y sin duda, más Entidades seguirían el ejemplo dadas sus bondades.

Debemos congratularnos todos los Coahuilenses, tanto los que viven en su territorio como los que estamos temporalmente fuera de él, por este gran logro. Enhorabuena.

Pd: Quiero hacer un reconocimiento público a la Doctora que se encuentra a miles de kilómetros de México. Gracias por esos hermosos días de la semana pasada. ¡Ah! y saludos a mis padres que siempre me reprenden porque no les llamo con frecuencia.

No hay comentarios:

99 Spokes te ayuda a elegir tu próxima bicicleta gravel

Por: Jaime Villasana Dávila, 23 de junio 2020 Comprar la primera bicicleta gravel o renovarla genera muchas buenas emociones pero, admitám...