viernes, noviembre 28, 2003

El “City Manager” en ¿Coahuila? - 2a parte


El Diario de Coahuila, 28 de noviembre 2003

La semana pasada abordé de manera general las diferentes formas de gobierno local que existen en el vecino país del norte. Señalé que la libertad política que ofrece tanto su Constitución federal como las locales hace que así suceda y que además, para seleccionar alguna de ellas, la sociedad es la que lo decide de manera directa mediante la realización de una consulta popular, es decir no queda solo en el mero deseo o rechazo de la clase política.

También exterioricé que el motivo de estos artículos se debe a que el pasado mes de octubre una delegación de Alcaldes coahuilenses (entre ellos el de Torreón y Monclova) viajó a San Antonio Texas, para conocer el sistema de gobierno Concejo-Gerente, donde el City Manager (Administrador de la Ciudad) juega un papel fundamental.  En dicho viaje, supongo yo, obtuvieron una idea de las implicaciones que tiene el remover el añejo sistema español del ayuntamiento que ha prevalecido durante siglos en todo el país, y que a mi juicio requiere ya de ciertos ajustes.

Pues bien, por razones geográficas, políticas y sociales, es más factible que esta forma de gobierno encuentre mejores condiciones para establecerse en los Estados del norte del país. De hecho, en México ya existe esta figura administrativa con el nombre de Administrador Municipal, y se da únicamente en el municipio de Tijuana (artículo 6 y 33 del Reglamento de la Administración Pública del Ayuntamiento de Tijuana), aunque con sus propias características.

Cuando se introducen nuevas ideas en un entorno largamente homogéneo, la presencia de obstáculos cargados de dudas se hará presente entre los actores abiertos y receptivos, pero generará reacciones radicales, entre aquellos que han sido beneficiados por el status quo. Es más, desde un principio la boicotearán sin concederle al menos el beneficio de la duda a la iniciativa.  Por tal motivo, es imperativo conocer a profundidad y transparentar esa “idea” para después poder comunicarla tal y como es, y no llegar a las interpretaciones, ya que tergiversaría un concepto que tuvo su razón de ser.


Menciono lo anterior debido a que mucho me temo que hay una confusión en cuanto al concepto del City Manager, y ahora lo explico. En días pasados se publicó en un periódico local una nota periodística que daba a conocer el referido viaje de los Alcaldes. En ésta, se mal-describió parte del rol que juega el City Manager, al señalar que “el único que participa en política es el City Manager”, escenario que no es así, y que la semana pasada describí el porqué.

Sin embargo, y en aras de recordar el origen de esta figura, sobre todo para aquellos que no leyeron la primera parte, a continuación describo nuevamente este porqué. Antes de que surgiera el City Manager, allá por principios del siglo XX, las ciudades norteamericanas se encontraban sumergidas en un mar de corrupción y de ineficiencias administrativas. Los servicios eran de pésima calidad y todas las decisiones eran tomadas sobre la base de la política y no sobre la base de la técnica. Ello conllevó a que las ciudades casi colapsaran.

Para subsanar lo anterior surge una figura (City Manager) que se encargaría de optimizar el uso de los escasos recursos públicos y de tomar decisiones operativas y administrativas alejadas de las influencias políticas. Así pues y dada la naturaleza de su origen, es contraproducente que dicha figura sea meramente  política, tal y como se señaló en la nota del periódico. Es más, la asociación que agrupa a los City Manager en los EUA, tiene un código de ética donde se menciona que sus asociados deberán abstenerse de participar en cualquier actividad política (artículo 7).

Hecha la aclaración, quisiera centrarme en dos realidades que actualmente están minando el desarrollo del país. Existen otras más, pero considero que éstas son de las más importantes. Primero porque la política comienza ya a influenciar todos los aspectos de la vida diaria, incluso aquellos donde tradicionalmente se había mantenida alejada, y segundo porque es preciso iniciar una descentralización de facultades y atribuciones en los gobiernos municipales, proceso que ya se ha iniciado de alguna manera o de otra, en el orden federal y estatal.

México es un país que comienza a ser rehén de la política cruda, es decir, por aquella en donde los políticos únicamente toman decisiones sobre la base del número de votos que puedan generar y a la percepción que se pueda construir, cuando hoy en día se requieren de decisiones difíciles de tomar y que no siempre son populares, pero que son necesarias hacer.

Por otra parte, la centralización de las funciones administrativas, políticas y operativas en una sola figura, el Presidente Municipal, ha hecho que éste tenga que hacerle al “todólogo”, cosa que es humanamente imposible, acentuándose cuando la ciudad/municipio es de una población considerable. Si la conformación de un equipo de gobierno fuera realizada sobre la base de perfiles, otra cosa sería, pero lamentablemente se siguen otorgando puestos claves en la administración pública gracias a fidelidades y conveniencias políticas, situación que a la larga impacta en la calidad de los servicios públicos.

El rompimiento del círculo vicioso, asentado en la frase de “yo ciudadano no pago impuestos porque los servicios son de pésima calidad y además se los roban y, el de yo gobierno no ofrezco servicios de calidad porque no pagan impuestos”, debe ser ya una realidad y no quedarse meramente en el discurso. Son hechos y acciones tangibles los que reclama la realidad actual. Es urgente que los debates sean sobre ideas y alternativas de soluciones reales y no sobre intereses, radicalismos y demagogias.

Explorar ideas nuevas y frescas (como la del City Manager) que den una oxigenación a la gobernabilidad social y que permitan construir nuevos horizontes no debe causarnos ya temor. La sentencia es clara y directa: renovarse o morir.

No hay comentarios:

Review: neumáticos Maxxis Rambler

Una de las marcas de neumáticos más reconocidas mundialmente en el ámbito del ciclismo es Maxxis. Con sede en Taiwán, esta empresa que emple...