jueves, octubre 07, 2010

Coahuila: 5º Informe de gobierno

Artículo Localeando, 7 de Octubre de 2010 
Jaime Villasana Dávila 

Dentro de un mes, el gobernador coahuilense nos brindará su 5º Informe de Gobierno (y quizás último si es electo Pdte. del PRI-Nacional). Es previsible su contenido. Por mucho destacará el tema de la inversión y obra pública. Habrá otros temas donde hay avances (farmacias de la gente, uniformes escolares), otros donde no (transparencia, reforma política) y otros ignorados (fortalecimiento institucional, planeación). Me concentro en el primer tema.

Como nunca, las ciudades coahuilenses gozan hoy de decenas de nuevos puentes vehiculares, bulevares y otro tipo de infraestructura urbana. Ciudades y municipios muestran otro rostro físico. Esto es muy positivo pues dignifica la vida de los que menos tienen, facilita la movilidad de vehículos, hay menos tráfico y por ende menos contaminación y hasta mejora el humor de las personas, pues arriban más rápido a sus destinos.

Todo lo anterior esta genial. Pero hay dos malas noticias; a) el beneficio de estas obras no dura para siempre y b) una sociedad no basa su futuro meramente en obras públicas. No trato de ser un aguafiestas, es más, bien por las obras. Pero hay una verdad, y esa no se puede evadir; lo finito de los beneficios y la necesidad de balancear el desarrollo.

Sobre la primera mala noticia es claro que, conforme las ciudades crecen las obras de infraestructura se achican proporcionalmente. Lo mismo pasará con las cientos de obras coahuilenses. Empero, el gobernador le ha quitado un peso enorme a las dos siguientes administraciones estatales.

La segunda mala noticia tiene que ver con la visión gubernamental de sustentar el desarrollo integral de la sociedad de manera monotemática; obras públicas. Como alguna vez le escuche decir a alguien; los gobernadores creen que son secretarios de obras públicas. La lógica de estas decisiones es que las obras públicas son muy atractivas por dos poderosas razones; se ven y dan votos (porque se ven).

Pero no todo son malas noticias. También hay buenas (las obras por sí mismas lo son). Una de ellas es que el gobernador coahuilense todavía tiene algo de tiempo para trabajar en un tema crucial; la institucionalización de la planeación en Coahuila ¿cómo? Proponiendo al Congreso local que los Consejos de Planeación Estratégica (COPEs) existentes en cada región del estado, se transformen en Institutos de Planeación Estratégica (IPEs), con patrimonio y personalidad jurídica propia.

Una iniciativa de esta naturaleza (donde también cabe una propuesta de reforma electoral municipal para elegir regidores por distrito), sería la cereza del pastel a un sexenio que, guste o no, goza de amplia popularidad y ha brindado resultados alentadores al estado.

No hay comentarios:

Review: neumáticos Maxxis Rambler

Una de las marcas de neumáticos más reconocidas mundialmente en el ámbito del ciclismo es Maxxis. Con sede en Taiwán, esta empresa que emple...