jueves, febrero 09, 2012

Slim y Josefina

Artículo Localeando, 9 de Febrero de 2012, 
Jaime Villasana Dávila. 

El tema de telecomunicaciones se calentó en el peor momento para Felipe Calderón. Y con las campañas electorales en marcha no quiere provocar a Televisa y TV Azteca. No lo hizo en cinco años, menos ahora. Tampoco quiere un alejamiento de Telmex.

Y dentro de este entorno conflictivo, donde sólo la COFECO cumple su responsabilidad, quien salió muy golpeado públicamente fue Carlos Slim tanto por el informe de la OCDE, el cual por cierto se queda corto en analizar el duopolio de la TV abierta, como por su reacción al mismo.

La dura crítica de Slim al informe citado (es un “refrito”), fue una pésima estrategia defensiva. Además de verse egoísta e intolerante, con su postura atrajo hacía su persona toda la atención sobre los monopolios cuando es un tema a repartirse. Ahora mismo Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas se ríen en sus oficinas, pues a ellos poco o nada se les ha cuestionado sobre el reporte.

Slim tiene una desventaja enorme respecto a Azcárraga y Salinas; ser el hombre más rico del mundo. Por ello, cualquier comentario o acción suya es triplemente observada.

Slim debió haber optado por una respuesta neutral y que de paso abonara a destensar el contexto. Algo así como “lo vamos a estudiar” o “estamos en la mejor disposición de colaborar con las autoridades para mejorar la industria”. Con una postura así se le comenzaría a respetar más por su persona que por sus billones.

En este galimatías nocivo quien también sale perdiendo es Josefina Vázquez Mota (JVM). Los cuestionamientos directos hacia ella sobre el terrible marco de competencia en el país la seguirán en toda la campaña. Y lo peor que puede hacer es dar respuestas vagas, lo cual ha hecho ya. Esta postura es exactamente una razón más para no votar por el PAN. Es el partido azul quien no ha querido desmantelar los monopolios o al menos enfrentarlos ¿su cercanía con la IP es la causa?

Estamos en medio de una batalla épica donde jugadores económicos y políticos se alinean con uno u otro bando (Slim vs Azcárraga-Salinas). El resultado de la batalla tendrá alta influencia en la consolidación de la democracia. Pero esto no quiere ser visto por reguladores y actores políticos. Sabemos el porqué.

Es fundamental que JVM así como EPN se definan sin rodeos al respecto. Al momento sólo AMLO lo ha hecho. Si en este tema crucial no lo hacen, difícilmente lo harán en los otros grandes problemas de México.

De medios de comunicación independientes y de la sociedad depende que las definiciones se den. Hay que presionarles.

Glosa: Ante ruptura del diálogo entre el Alcalde de Saltillo y los transportistas por el proyecto Saltibús, es hora de apoyar al primero sin regateo. 

No hay comentarios:

Una semana trabajando todos desde casa; unos ganan otros pierden

Tokio, Japón. – Han pasado ocho días desde que el Primer Ministro Japonés solicitó a todas las escuelas primarias, secundarias y preparato...