jueves, mayo 17, 2012

EPN en Coahuila


Artículo Localeando, 17 de Mayo de 2012,
Jaime Villasana Dávila.

Geopolíticamente hablando, una de las aduanas más difíciles para Enrique Peña Nieto (EPN) es Coahuila, estado al que no solamente le afecta la inseguridad, el desempleo y otros problemas, tal como acontece en varios otros. Le afecta también una monstruosa, opaca y ofensiva deuda pública, que hace recordar al viejo PRI.

Aquellos buenos tiempos
En su visita de diciembre pasado al estado (toma de posesión del nuevo gobernador) EPN negoció y cerró la caída de Humberto Moreira (HM). Sabía que de no hacerlo las consecuencias para su candidatura hubieran sido graves. Aunque se esperó hasta el límite, EPN demostró que sabe “retirarse” cuando va perdiendo ante la opinión pública nacional. (Lo volvió a demostrar esta semana con caso Ibero).
  
El pasado sábado EPN regresó a Coahuila, específicamente a Saltillo. En actos diferentes se reunió con tres sectores; una sumisa IP local, el sector popular priísta y la infame élite priísta local, quizás la peor de toda la historia del PRI coahuilense y claro defensor de su todavía líder moral (HM) y, peor todavía, del ex –tesorero estatal aun y cuando el PRI nacional ha tomado una postura contraria.

El primer y segundo evento estuvieron marcados por agresiones de priístas a pequeños grupos de manifestantes contra la deuda de Moreira. Lamentablemente el tamaño de dichas manifestaciones reflejó con claridad la todavía debilidad de los movimientos sociales apartidistas en Coahuila.

De hecho es muy probable que el PRI, por increíble que parezca y si no hay sorpresas, ganará en Coahuila la mayoría o todos los distritos federales y los cargos al Senado. Otra prueba de la escasa presencia de valores democráticos y de la enorme red de componendas que el moreirismo ha tejido y afianzado en los últimos años. Los coahuilenses, aun con una deuda histórica, tristemente no castigarán al partido que los endeudó.

Igual que en otros estados, EPN firmó sus famosos compromisos con Coahuila; a) rehabilitar el drenaje pluvial en Saltillo; b) construir dos politécnicos; c) hacer un puente en Saltillo y d) construir un hospital en Saltillo.  

Quien le haya asesorado al candidato para comprometerse con tales obras, dicha persona sólo demostró pequeñez de visión y un pésimo conocimiento de la geopolítica estatal pues para los laguneros no hubo nada.

Pero el tema de mayor interés iba a ser su postura sobre la deuda estatal. Al respecto no hubo sorpresas y se mantuvo apegado al guion; castigo al o los culpables según lo indiquen las investigaciones.

El saldo más positivo (para mí) de la visita fue la nula presencia de HM en los actos; no estuvo siquiera en su ciudad natal acompañando a EPN. Esto es el peor castigo y una humillación para cualquier político. 

No hay comentarios:

99 Spokes te ayuda a elegir tu próxima bicicleta gravel

Por: Jaime Villasana Dávila, 23 de junio 2020 Comprar la primera bicicleta gravel o renovarla genera muchas buenas emociones pero, admitám...