jueves, noviembre 15, 2012

Windows 8


Artículo Localeando, 15 de Noviembre de 2012
Jaime Villasana Dávila

Dado que paso muchas horas frente a mi laptop es que deseo tener las últimas actualizaciones de software. Finalmente están diseñados para facilitarte la vida.

Por ello el pasado 28 de octubre, apenas a un par de días de su lanzamiento, ilusionadamente compré, descargué e instalé el software Windows 8 (W8) en mi modesta laptop Toshiba Satellite T135 y que tiene instalado de fábrica el Windows 7 (W7).
El diseño de W8 es innovador pero
confuso al mezclar dos pantallas.
¿Reposicionará a Microsoft ante
los avances de Google y Apple?

Una alternativa a instalar W8 era esperar unos meses más y comprar una nueva laptop que tuviera instalado de fábrica el W8. Descarté esto último pues primero quería probar el software y además ya rondan por mi mente las computadoras Chromebook de Google, cuyo sistema operativo es Google-Chrome, similar a Android.

Mi relación de cliente con Microsoft ha sido agridulce. Mi primera laptop tuvo Windos Millenium y funcionó de maravilla por seis años. La segunda tuvo Windows Vista y fue un desastre y tan pronto salió W7 compré mi actual laptop, con la cual he estado más que satisfecho.
      
Descargué pues W8 el 28 de octubre pasado y me tomó alrededor de 3.5 horas instalarlo. Lo instalé con la opción de mantener todos mis archivos (había hecho respaldo). La otra opción era que borrará todo y lo instalará desde “cero”.

En la instalación no tuve problema alguno por lo que al finalizarse comencé a descubrir y familiarizarme con W8. El diseño de su interfase es realmente innovador lo que obliga a aprender nuevas cosas. Muchos relatos especializados de W8 se han escrito por lo que sólo comentaré las dos características principales que no me gustaron.

La primera es que tiene dos pantallas (la tradicional y una nueva con “mosaicos vivos”) cuando bien pudieron hacer una fusión de ambas. La segunda es la duplicidad de notificaciones ya que W8 (por ahora) opera las aplicaciones existentes bajo dos formatos; el tradicional y el nuevo, conocido como “metro”. Esto hace que si estas conectado a skype y alguiente te escribe recibirás la notificación tradicional y la del formato nuevo.

Mi gusto y emoción duró pocos días pues el 7 de noviembre mi computadora se “congeló” y al apagarla para reiniciarla ya no lo hizo correctamente.

Luego de cuatro días peleándome con Microsoft decidí quitar el W8 y regresar al W7 aún cuando ello implicó que perdiera archivos de nueve días de trabajo. Solicité la devolución de mi dinero (tan sólo 536 pesos pues está en promoción) lo cual ya está en trámite.

Hoy sigo feliz con W7 y pienso seriamente migrar a mitad del año entrante a una Chromebook dado que Apple es mi último recurso.

Con las ventas de PC y laptops con Windows en picada Microsoft tiene un reto mayúsculo. W8 es su esperanza de recuperar terreno frente a Google y Apple. Al menos conmigo no lo hizo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Lograste recuperar tu dinero de la compra del Windows 8?

Jaime Villasana Dávila dijo...

Hola sinikers1, efectivamente recuperé mi dinero y sin tanto trámite burocrático. En esto sí se lució MS. Saludos.

99 Spokes te ayuda a elegir tu próxima bicicleta gravel

Por: Jaime Villasana Dávila, 23 de junio 2020 Comprar la primera bicicleta gravel o renovarla genera muchas buenas emociones pero, admitám...