viernes, junio 05, 2015

Con ustedes el Partido Verde de México; de derechas y ex -partidario de la pena de muerte

Jaime Villasana Dávila

Artículo para; Magnet, 3 de junio 2015

En medio de una campaña electoral que está a punto de concluir, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) se encuentra actualmente en el ojo del huracán por desafiar a la autoridad electoral al desatender algunas de sus resoluciones relativas a su campaña de publicidad para las ya muy próximas elecciones. Esto le ha generado multas millonarias, pero también un posicionamiento histórico. Se habla de ellos en medios un día sí y otro también.

Con muchas multas pero obtendrá votación histórica
El PVEM no es un partido verde con las características institucionales que poseen sus colegas de Alemania, España o Canadá, alineados con postulados políticos de corte izquierdista y 100% ecologista. En México ser “verde” significa ser de centro o centro derecha. Sus alianzas electorales, sus estrategias políticas más una que otra propuesta populista, así lo confirman. Y ha sido esta ubicación ideológica la que le ha permitido seguir existiendo… hasta ahora. 

Su liderazgo de centro-derecha y derecha

Tres líderes ha tenido el PVEM desde la obtención de su registro en 1991. El primero fue Jorge González Torres, ex – miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y cuyo perfil profesional está escasamente registrado salvo que fue funcionario de gobierno en los setentas y luego convertido a “ecologista” a principios de los ochenta. Miembro de familia con negocios en la industria farmacéutica y una esposa también acaudalada, al señor González no le apuraba la vida. Al contrario, tuvo la fortuna y destreza de formar un partido y luego hacerlo familiar.

¿Su principal éxito? Haber mantenido el registro de su partido de 1991 y hasta el 2000, año en que formó alianza con el derechista Partido Acción Nacional (PAN) en las elecciones presidenciales de tal año. El triunfo de esa alianza le permitió sobrevivir al partido tres años y definir su sendero aliancista de conveniencia.

Seguir leyendo en Magnet

No hay comentarios:

Mi amigo Ricardo

Por Jaime Villasana Dávila, 6 de abril 2020 Si mal no recuerdo te conocí en febrero de 2002 en las oficinas del CESEM, ubicadas en ese...