sábado, agosto 22, 2015

Se buscan valientes para aplicar próxima Ley

Artículo Localeando, 22 de agosto de 2015
Jaime Villasana Dávila

El pasado lunes 17 el Presidente Peña remitió a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión su iniciativa de Ley de Disciplina Financiera para Entidades Federativas y los Municipios. Dicha iniciativa se deriva de una reforma Constitucional que se aprobó meses atrás con el propósito de ponerle un freno al preocupante crecimiento de la deuda en estados y municipios, por más que el titular de la SHCP haya dicho que no es un tema de riesgo para el país.

Tan sólo un ex-gober en cárcel por malos manejos
financieros ¿y todos los demás?
Y quizás tenga razón el responsable de las finanzas nacionales si lo vemos por el número de estados con grandes pasivos (son un puñado), pero cuando lo analizamos desde el enfoque de la relevancia de tales estados endeudos para la economía nacional entonces el asunto cambia. Estos estados son: Nuevo León, Chihuahua, Sonora, Coahuila, Estado de México, Quintana Roo y Veracruz.  

Para el caso de Coahuila (mi estado de origen) y Quintana Roo estos deben el 100% de sus ingresos totales.

Seis de estos estados son potencias industriales y Quintana Roo potencia turística ¿imaginen que al siguiente día los servicios públicos de tales entidades, que aunque no brindan ellos los principales sino los municipios pero que les jinetean el dinero, se dejan de brindar pues se declaran insolventes? ¿cuál será el impacto en la producción industrial, atención turística, seguridad pública?

¿Qué tanto impactaría en su crecimiento económico? ¿tiene dinero el gobierno federal, cuya deuda crece diariamente de manera exponencial, para rescatarlos?

Por ello la iniciativa de Ley de Disciplina Financiera llega en buen momento (aunque le falta incluir mayores castigos a quien la viole), más cuando 2016 será un año durísimo para los tres órdenes de gobierno y habrá mucha tentación de irse por la vía fácil; contratar más deudas de corto, mediano y/o largo plazo.

La iniciativa pretende imponer nuevas obligaciones para contratar deuda, un Registro Público Único para transparentar obligaciones financieras, reglas y estándares de disciplina financiera (ejemplo; deuda de corto plazo ya no se puede pasar a largo plazo), un sistema de alertas de deuda pública para estados y municipios, entre otros controles.

Ahora bien, y si se aprueba ¿quién será el valiente que la implementará castigando a quien viole sus disposiciones?

Porque hasta ahora, y con las leyes actuales que son claras, el ex –gobernador de Tabasco (Granier) es el único en la cárcel pero hay muchos otros (ex y actuales, así como Alcaldes) que deberían también estarlo por el incremento injustificado de deudas públicas.


México no tiene un problema de falta de leyes (aunque ayuda mejorarlas), sino de aplicarlas. Y todo mundo lo sabe.

Glosa: Ayer la SFP concluyó que no hubo conflicto de interés con la constructora Higa. El Presidente pierde otra gran oportunidad para quitarle impunidad a México.

No hay comentarios:

99 Spokes te ayuda a elegir tu próxima bicicleta gravel

Por: Jaime Villasana Dávila, 23 de junio 2020 Comprar la primera bicicleta gravel o renovarla genera muchas buenas emociones pero, admitám...