sábado, diciembre 19, 2015

2015, otro año sin reforma municipal y urbana

Artículo Localeando, 19 de diciembre de 2015
Jaime Villasana Dávila

Otro año sin reformas integrales para nuestros municipios y ciudades. Y es toda una pena pues una de las grandes reformas que le falta al país es precisamente ésta. Lo digo y lo insisto en cuanto foro me paro y con cuanta persona platico porque es algo que todos reconocemos que falta, pero que poco hacemos para lograrla. Al menos así parece.

Ciudad de México; sigue creciendo...
y todas las demás ciudades mexicanas también
Es cierto que algunos logros se han obtenido. Hay mayores recursos para los municipios (no los deseados, claro está), la política del gobierno federal de privilegiar la vivienda vertical ha paliado en algo (poco) el expansionismo urbano, la unidad de los municipios mexicanos a través de la CONAMM es una realidad, está por aprobarse una ley de disciplina financiera para estados y municipios, entre otros.

Pero lo anterior y demás logrado no es suficiente. Nuestras ciudades siguen creciendo sin control, la nueva Ley de asentamientos humanos sigue congelada porque el gobierno federal no ha querido o podido desatorarla, los incentivos para una buena gestión local son muy pocos o limitados, las zonas metropolitanas no pueden existir pues el marco legal no lo permite, la justicia a políticos locales corruptos brilla por su ausencia y los municipios no pueden darse una nueva forma de gobierno porque sólo pueden optar por la del Ayuntamiento.

La mala noticia es que tampoco se siente ni se ve en el ambiente municipal un esfuerzo organizado por empujar la gran reforma que falta. Los académicos van por un lado, las asociaciones municipales por otro, los consultores y especialistas lo mismo. Al Senado, Congreso y partidos les importa cero.

Los empresarios tampoco la exigen y menos la sociedad, aun cuando es en las calles de ciudades y municipios donde hacen su vida. Discursos bonitos dados por todos y los incontables eventos sobre la importancia de reformar a nuestras urbes van y vienen. Nada pasa después. Parece como si no urgiera.

Algunos colegas me dicen que quizás pueda suceder algo allá por el 2019 cuando se cumplan los 500 años de fundación del municipio de Veracruz, el primero en América, y se cumplan 20 años de la última reforma municipal de buen calado. Es decir, dentro de cuatro largo años. Qué triste y frustrante.

Y mientras en Inglaterra, Francia, Japón, Canadá, EE.UU., Finlandia y cualquier país desarrollado actualizan sus marcos institucionales y legales que dan vida a sus ciudades. Y es precisamente eso que los hace ser…desarrollados, pues es en las urbes donde se decide el futuro y bienestar de las personas.


No pierdo la esperanza de que “algo” pase en 2016. Veremos. Por ahora les deseo a todos felices fiestas.

No hay comentarios:

Una semana trabajando todos desde casa; unos ganan otros pierden

Tokio, Japón. – Han pasado ocho días desde que el Primer Ministro Japonés solicitó a todas las escuelas primarias, secundarias y preparato...