jueves, febrero 20, 2014

Porqué Plan Michoacán fallará y deudas locales aumentarán

Artículo Localeando, 20 de Febrero de 2014
Jaime Villasana Dávila

A principios de mes el presidente Enrique Peña Nieto (EPN) presentó el “Plan Michoacán” bajo el cual se le destinará a ese estado la enorme cantidad de 45 mil 500 millones de pesos. El plan contempla cinco ejes:

No creo que lo vayamos a lograr. Es un plan de corto plazo.
1- Economía familiar y empleos; consiste en apoyar a pequeñas y medianas empresas a través de créditos, capacitación y apoyos productivos. 2- Educación y cultura para la prosperidad; acciones para que los jóvenes desarrollen talentos y pasen más tempo en las escuelas.

3- Infraestructura moderna y vivienda digna; mejorar la red estatal de carreteras, mejorar al puerto de Lázaro Cárdenas y construir viviendas. 4- Salud y seguridad social; brindar apoyos a la vivienda tanto para rehabilitación como adquisición o construcción. 5- Desarrollo social y sustentabilidad; sumar a 30 municipios michoacanos a la Cruzada Nacional Contra el Hambre, instalar 400 comedores comunitarios y apoyar a comunidades indígenas.

Todas estas acciones son importantes y necesarias pero falta una crucial; fortalecimiento institucional del gobierno estatal y municipal y desde el poder judicial y hasta el poder legislativo.

¿Acaso el aparato gubernamental michoacano está muy bien y no requiere de ajuste alguno? ¿Todos los servicios públicos, incluyendo la seguridad, son entregados con la más alta calidad? ¿El gobierno federal no incorporó un eje sobre este tema para no “violar” la autonomía del estado? ¿Pero acaso el gobierno federal no tiene todo el derecho de poner las condiciones que sean necesarias por invertirse una monstruosa cantidad de dinero?

El Plan Michoacán fallará precisamente por la carencia de un eje relativo al fortalecimiento institucional estatal y municipal. El estatus institucional de tales órdenes de gobierno es tan disfuncional que todos los días surgen síntomas al respecto. Chiapas y sus 20 años con miles de millones de pesos invertidos por la federación para que todo siga igual, es uno de ellos. (Con Michoacán pasará lo mismo).

¿Otro síntoma? Las deudas de los estados siguen creciendo imparablemente según la SHCP, ubicándose al cierre de 2013 en 482 mil millones. Ni la reforma constitucional aprobada en agosto pasado podrá detenerla precisamente por la misma carencia.

Si a nivel federal el barco se ha ido enderezando en los últimos años con ciertas reformas, a nivel estatal-municipal el barco está hundiéndose rápidamente y casi nadie quiere hacer algo al respecto. Sólo hay retórica. ¿Dónde está la gran reforma para estos órdenes de gobierno?.


El tiempo se nos está acabando para actualizar a nuestros estados y municipios. Hay que hacer algo antes de que nos hundan a todos. Sin ellos bien calibrados no hay reforma que valga.

No hay comentarios:

Una semana trabajando todos desde casa; unos ganan otros pierden

Tokio, Japón. – Han pasado ocho días desde que el Primer Ministro Japonés solicitó a todas las escuelas primarias, secundarias y preparato...